Cristóbal del Hoyo Solórzano y Sotomayor

Esto es uno de los personajes más poco conocido y más enigmático de nuestro país. Nació en Tazacorte en la isla patria de La Palma hacia el 31 diciembre de 1.677, falleciendo en la ciudad de La Laguna en 1762. , Marqués de la Villa de San Andrés, Vizconde de Buen Paso era hijo del capitán de caballería don Gaspar del Hoyo Alzola, natural de Garachico, Tenerife, y de Ana Jacinta de Sotomayor. Estudió sus primeras letras en Santa Cruz de La Palma con el presbítero Manuel de Párraga y fray Juan de Leiva; la ausencia de su padre, comprometido en el gobierno de las colonias americanas le hizo llevar una vida disoluta y desordenada y sus inquietudes lo llevaron pronto a frecuentar a los comerciantes, capitanes y viajeros del puerto y sus nuevas ideas y libros prohibidos. Se hizo así un libertino volteriano y erudito y viajó por toda Europa, de lo cual dejó constancia en un voluminoso epistolario.

Sus ideas avanzadas, propias de un novator o preilustrado, le valieron ser denunciado y encarcelado tres veces por la Inquisición: la primera en 1700 por “proposiciones heréticas, escandalosas y temerarias”, con motivo de unas letanías que cantó con varios amigos a la sobrina de un inquisidor de La Palma durante un carnaval; la segunda en 1717 por las opiniones sobre la controvertida bula Unigenitus que condenaba el Jansenismo; y la tercera en 1759. de la que llegó a fugarse huyendo a Madeira y a Lisboa.

Un resumen de las acusaciones lo hace María José Collantes de Terán:

Haber hablado contra predicadores y contra sermones; mofarse de los religiosos, diciendo que predican disparates; hablar con desprecio de los milagros, particularmente contra los de Santo Domingo de la Calzada; decir que es bobería e ignorancia pensar que Dios es el que inspira para que se de limosna al pobre que pide, «porque Dios no se mete en esas cosas»; que no hay que pedir la intercesión de los santos en la vida cotidiana, porque «ellos tampoco se meten en esas cosas»; burlarse de las procesiones; tener y leer libros de Lutero y Calvino en inglés y francés; decir que San Agustín había sido adulador y que había que tener cuidado con los padres de la Iglesia; que no hay purgatorio, ni santos ni vírgenes.

En 1703, siendo capitán de caballos, solicita pasar al primer tercio que estuviese vacante en Tenerife. Consigue trasladarse al tercio del Puerto de la Orotava y en 1706 asiste con su Regimiento a la defensa del puerto de Santa Cruz de Tenerife, del intento de invasión del General Genning. Probablemente, en 1707 solicita un permiso para ir a reunirse con su padre que se encontraba en Francia. Regresa a Tenerife en 1710 con el titulo de Vizconde que le había conseguido su padre por Real cédula de 10 de febrero de 1708 y se establece en el Puerto de la Orotava, lugar de su Regimiento, aunque hace numerosos viajes por las islas. En la Orotava hace amistad con John Crose, cónsul de Inglaterra residente allí; en 1714 inicia un segundo viaje en compañía del mencionado cónsul por motivos comerciales, relacionados con la salida de los vinos canarios; pasó primero por Londres y luego por París. En 1716 vuelve a Tenerife y se establece en Icod de los Vinos; allí construye su casa en la hacienda de Alzola heredada de su abuela. Tras el segundo proceso inquisitorial, de 1717, muere su padre en 1722 y su sobrina doña Leonor del Hoyo interpone una querella exigiéndole el matrimonio para lavar su honra. Esta acusación de la que, al principio, no se defendió, motivó su prisión preventiva en el castillo de San Felipe del Puerto y después el 24 de abril de 1725 en el de Paso Alto de Santa Cruz de Tenerife, por su condición militar; allí aprovechó para leer a los clásicos castellanos del XVI y XVII. Tras ella anima la tertulia del marqués de Nava y es elegido castellano de Paso Alto y Regidor del Cabildo de La Laguna. Su vida trans­curre ya tranquila y sin preocupaciones; concierta la boda de su hija con Fernando de La Guerra. En 1759 es denunciado otra vez a la Inquisición y pasó su condena en el convento de San Agustín, en Las Palmas de Gran Canaria. Muere el 26 de noviembre de 1762 a los ochenta y cinco años; fue sepultado en la iglesia de los Remedios de La Laguna.

Entre sus obras destaca la traducción del Miserere comentado y un soneto dedicado al Teide, además de sus famosas Cartas, publicadas hacia 1740 por fray Gonzalo González de San Gonzalo (no es pseudónimo), en algunas de las cuales acoge críticas muy virulentas sobre Madrid y su Corte. Reproduce con fidelidad, pero críticamente, el mundo del Antiguo Régimen y desmonta todo el mundo opresivo y asfixiante de una sociedad temerosa y excesivamente prudente, riéndose socarronamente cuando no describe con pasión y ternura a aquellos que, presos de la ignorancia y la superstición, viven vidas apagadas arrastrando su miseria social y moral. Ataca los errores del vulgo, la superstición, la idolatría. Propone a cambio libertad de pensamiento, análisis, libre examen. El cristiano, según él, hereda tonterías debido a la ignorancia en que se le mantiene. Él se considera católico y respeta la Iglesia, pero subraya que los Santos Padres no dicen nada acerca de que en la literatura puedan andar metidos malos espíritus o que el demonio tiente a través de ella. Tuvo una tertulia en La Laguna que rivalizó con la del Marqués de Villanueva del Prado.

Estamos ante un canario adelantado a su tiempo, probablemente sintió un gran efecto hacia su país, y sea uno de esos independentistas anónimos de la época, no hay que olvidar que Canarias en la invasión napoleónica de España, solicito a  Reino Unido el reconocimiento de su independencia y su entrada en la comunidad de naciones.

fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s