El colonialismo cambia de aspecto, no de modo II

Hace unos años estuve trabajando en un centro de día en una asociación para enfermos de alzheimer, hubo un paciente en fase inicial de la enfermedad que congeniamos bastante, me estuvo contando vivencias de su juventud y como no, sus recuerdos de la represión del colonialismo español. Me contó las cacicadas de los caciques del lugar, hasta los genocidas confesos que nunca llegaron a pagar por los crueles crímenes que cometieron. Tal vez esa persona de una manera u otra me quiso ceder ese legado para que no se perdiera y perdurara en el tiempo, el genocidio es genocidio, siempre, de nosotros depende sacar la mierda a la luz.

Pozo de Arucas

Me comento que había una persona que había cometido una decena de crímenes en Arucas y lo peor de todo es que se vanagloriaba de sus crímenes con total impunidad, sin que nadie le dijese nada, ya sea por temor o por intentar olvidar una turbia  parte de nuestra historia. Este mismo asesino disfrutaba contando como vejaba y mataba a las personas y luego las tiraba en los pozos de Arucas. A una de esas personas, ese asesino, primero le abrió la barriga y como olía mal, lo remató con un disparo en la cabeza, arrojando después su cuerpo a un pozo. Un día este asesino estaba presumiendo de sus “gestas” en una peluquería capitalina, donde se encontraba mi amigo, esté ya harto de escuchar las soflamas de ese criminal, le dijo que los americanos entrarían en Canarias y que andase con cuidado,( fue en la época de la marcha verde) el tipo casi se meo encima y salio por patas de la peluquería.

En Canarias hasta hace más de 40 años los trabajadores del sector tomatero vivían en pequeños cuartos en las mismas explotaciones agrícolas en muy malas condiciones, no se diferenciaba mucho a las condiciones en la que trabajaban los indígenas del amazonas en la extracción de caucho. Gran parte de esos trabajadores no sabían ni leer ni escribir, en los primeros años de Radio Ecca, se intento que esos trabajadores aprendieran a leer y escribir con el método de las clases radiofónicas, pero en muchas explotaciones no permitían a sus trabajadores estudiar por Radio Ecca, los quería sumisos. Ya saben lo que dijo el Che, un pueblo que no sabe leer ni escribir, es un pueblo fácil de engañar.

No podemos intentar borrar de nuestra memoria colectiva la represión colonial como si nunca hubiese pasado, porque tenemos que recordar y concienciar, para que toda esa represión no vuelva a pasar. Ahora para reprimir usar los miedos como arma psicológica usando los medios de propaganda del régimen colonial, pregonar todos esos miedos y mantener al pueblo en una situación tensa. Pero como dije en el ultimo artículo, en realidad la sociedad canaria no tiene miedo al hambre o a una posible invasión de Marruecos, lo que realmente temen es a la represión del colonialismo español y eso lo llevamos grabado a fuego en nuestros genes.

Anuncios

One thought on “El colonialismo cambia de aspecto, no de modo II

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace unos años estuve trabajando en un centro de día en una asociación para enfermos de alzheimer, hubo un paciente en fase inicial de la enfermedad que congeniamos bastante, me estuvo contando vivencias de su juventud y c……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s