El consejo de seguridad de la ONU rechaza la independencia de Azawad

Expresa su apoyo a esfuerzos de la CEDEAO y la Unión Africana .Reafirmando su firme compromiso con la soberanía, unidad e integridad territorial de Malí, el Consejo de Seguridad esta mañana aprobó por unanimidad de sus miembros la resolución 2056 (2012) en la que condena la toma del poder por la fuerza, 22 de marzo de 2012, por parte de algunos elementos de las fuerzas armadas malienses del Gobierno democráticamente elegido de Malí.

Reafirmando su rechazo categórico a las declaraciones del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), relativa a una supuesta “independencia” del norte de Malí y reafirmando además que considera que tales anuncios como nulo y sin efecto, en calidad de en virtud del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, el Consejo expresó su “grave preocupación también por la creciente amenaza terrorista en el norte de Malí, debido a la presencia de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).”
En virtud de la resolución presentada por Francia, el Consejo decidió que las autoridades de transición de Malí, en consulta con las fuerzas políticas, incluidos los representantes legítimos de las regiones del norte, una hoja de ruta para asegurar la consolidación de las instituciones, incluyendo la reorganización de las fuerzas en Malí, el restablecimiento de la autoridad del Estado en todo el territorio de Malí y la organización de las elecciones presidenciales en 12 meses desde la firma del Acuerdo Marco para la la restauración del orden constitucional.

En este texto, el Consejo expresa su pleno apoyo a los esfuerzos de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y la Unión Africana en Malí, con el apoyo de la ONU y las notas la demanda que le había dirigido la CEDEAO y la Unión Africana, para que autorice el despliegue de una fuerza de estabilización de la CEDEAO para apoyar el proceso político en Malí y ayudar a preservar la integridad territorial y contribuir a la luchar contra el terrorismo. Asimismo, el Consejo expresa su disposición a examinar más a fondo la solicitud presentada por la CEDEAO “tan pronto como se obtenga más información sobre los objetivos, medios y métodos de implementación propuesto.”

PAZ Y LA SEGURIDAD EN ÁFRICA

Texto del proyecto de resolución S/2012/512

El Consejo de Seguridad,

Recordando las declaraciones de su Presidente de fecha 26 de marzo de 2012 (S/PRST/2012/7) y 4 de abril de 2012 (S/PRST/2012/9), y sus declaraciones a la prensa en Malí para las fechas de 22 de marzo 2012, 9 de abril de 2012 y 18 de junio 2012

Reafirmando su firme compromiso con la integridad de la soberanía, la unidad y territorial de Malí,

Condenando la decisión por la fuerza, 22 de marzo de 2012, por algunos elementos de las fuerzas armadas malienses, el poder en manos del Gobierno democráticamente elegido de Malí y la bienvenida a los esfuerzos realizados por la Comunidad de Estados de África Occidental (CEDEAO ) y la Unión Africana y la cooperación de los países vecinos y otros países de la región, con el objetivo de contribuir al restablecimiento del orden constitucional en Malí,

Tomando nota de las alentadoras medidas adoptadas por Malí para el restablecimiento del orden constitucional, incluyendo la firma, el 6 de abril de 2012, el Acuerdo Marco para la restauración del orden constitucional, bajo los auspicios del mediador la CEDEAO, el Presidente Blaise Compaoré de Burkina Faso,

Reafirmando su pleno apoyo a los esfuerzos de mediación de la CEDEAO y la Unión Africana y acogiendo con satisfacción el hecho de que el Secretario General siga utilizando sus buenos oficios, incluso a través de su Representante Especial para África Oeste

Destacando la necesidad de una estrecha concertación entre las autoridades permanentes y de transición, los actores políticos y la sociedad civil en Malí en los diversos desafíos que enfrenta el país,

Haciendo hincapié en la necesidad de fortalecer la autoridad del poder civil sobre las fuerzas armadas malienses,

Reiterando su enérgica condena de los ataques de grupos rebeldes contra las fuerzas armadas y los civiles en Malí,

Reafirmando su rechazo categórico a las declaraciones del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), relativa a una supuesta “independencia” del norte de Malí y reafirmando además que considera que tales anuncios como nulo y sin efecto,

Expresando profunda preocupación por la inseguridad y la situación humanitaria se deteriora rápidamente en la región del Sahel, que se complica por la presencia de grupos armados y los grupos terroristas y sus actividades, así como la proliferación de armas de la región y en otros lugares, que amenazan la paz, la seguridad y la estabilidad de los Estados de la región,

Expresando grave preocupación por la creciente amenaza terrorista en el norte de Malí, debido a la presencia de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), que reafirma que el terrorismo en todas sus formas y en todas sus manifestaciones constituye una de las amenazas más graves contra la paz y la seguridad y que todos los actos de terrorismo, sean quienes sean criminales e injustificables, independientemente de su motivación y dondequiera y por los autores,

Expresando su preocupación por el creciente número de secuestros y toma de rehenes que se dedican a los grupos terroristas con el fin de recaudar dinero o para obtener concesiones políticas y afirmando la necesidad de resolver este problema,

Expresando profunda preocupación por el deterioro de la situación humanitaria en Malí y por el creciente flujo de desplazados y refugiados, tomando nota de la ayuda humanitaria proporcionada en los países en Malí y vecino de los países de la región y los socios internacionales y por la renovación que llama para hacer frente a la comunidad internacional a movilizarse más para apoyar la acción humanitaria y todas las partes para que permitan una ruta de Malí imparcial, la ayuda humanitaria neutral, pleno y sin trabas,

Condenando enérgicamente la profanación y destrucción de sitios sagrados, históricos o culturales, especialmente pero no sólo los designados como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, incluyendo la ciudad de Tombuctú,

Tomando nota de las conclusiones de la reunión del Grupo de Apoyo y seguimiento de la situación en Malí, que se celebró 07 de junio 2012 en Abidjan, el comunicado de la paz y la seguridad de la Unión Africana el 12 de junio de 2012 y noticias CEDEAO fechas del 3 de mayo de 2012 y 29 de junio 2012

Determinando que la situación en Malí es una amenaza para la paz y la seguridad en la región,

Actuando en virtud del Capítulo VII de la Carta de la ONU,

La restauración del orden constitucional

1. Expresa su pleno apoyo a los esfuerzos de la CEDEAO y la Unión Africana en Malí, con el apoyo de la ONU, y los alienta a seguir trabajando en estrecha coordinación con las autoridades de transición de Malí para la restauración de el orden constitucional;

2. Invita a todos los interesados en el país para crear condiciones que permitan a las autoridades de transición ejercer plenamente sus responsabilidades y garantizar la plena restauración y preservación del orden constitucional;

3. Tomó nota de que la CEDEAO no ha reconocido el Comité Nacional para la recuperación de la democracia y el restablecimiento del Estado (CNRDRE) como una entidad legal de la transición, decidir sobre la disolución de ese CNRDRE y requiere, además, que sus miembros se abstengan de interferir en los asuntos políticos y de los esfuerzos de las autoridades de transición;

4. Insta a todos los miembros de las fuerzas armadas malienses a respetar el orden constitucional, la tutela y los derechos civiles;

5. Condena en los términos más enérgicos el ataque perpetrado el 21 de mayo contra el Presidente interino de Malí, Sr. Dioncounda Traore, pide que los autores de este atentado sean llevados ante la justicia, apoyo en este sentido, el anuncio de la establecimiento de una comisión de investigación de Malí, e invita a todos los interesados en Malí a abandonar una conducta ilegal, el acoso y la violencia y para apoyar la labor de las autoridades de transición;

6. Toma nota de la decisión de la CEDEAO y la Unión Africana para aplicar sanciones específicas en Mali y se reserva el derecho de considerar medidas restrictivas, según proceda;

7. Reclama el regreso a Bamako con seguridad y tan pronto como sea posible por el Presidente interino, el Sr. Dioncounda Traore, y la garantía de su seguridad;

8. Expresa su apoyo a las autoridades de transición de Mali, dirigidos por el Presidente en funciones y primer ministro de la transición, y decide que las autoridades de transición se desarrollará, a través de un diálogo integrador que incluya a las fuerzas políticas y la sociedad civil , incluidos los representantes legítimos de las regiones del norte, y con el apoyo de la CEDEAO y otros asociados internacionales, una hoja de ruta que esbozó las acciones a ser pacífica durante la transición para asegurar la consolidación de las instituciones de la República de Malí , incluyendo la reorganización y reestructuración de las fuerzas de defensa y de seguridad en Malí, el restablecimiento de la autoridad del Estado en todo el territorio de Malí y la organización de unas elecciones presidenciales libres, justas y en tan sólo de 12 meses desde la firma del Acuerdo Marco para la restauración del orden constitucional;

La integridad territorial de Malí

9. Las demandas de los grupos rebeldes presentes en el norte de Malí el cese completo de las hostilidades, la inmediata e incondicional;

10. Pide a todos los grupos en el norte de Malí, incluida la MNLA and Dine Ansar y los combatientes extranjeros presentes en territorio maliense, que renuncien a la afiliación incompatible con la paz, la seguridad, el imperio de la ley y la integridad territorial de Malí;

11. Expresa su apoyo a los esfuerzos de las autoridades de transición de Malí con el apoyo de la CEDEAO, la Unión Africana, los países vecinos, países de la región y la ONU, y dirigido a la búsqueda de una solución pacífica a la situación en el norte de Malí, respetuosa de la soberanía, unidad e integridad territorial de Malí, y los grupos rebeldes de Malí llamados a comprometerse con este fin, el diálogo político con las autoridades querían hacer la transición Malí;

12. Pide al Secretario General que preste apoyo a los esfuerzos de mediación en curso, incluidos los buenos oficios de su Representante Especial para el África occidental;

13. Exhorta a todas las partes presentes en el norte de Malí para detener todas las violaciónes de los derechos humanos y derecho internacional humanitario, en particular, condena los ataques dirigidos contra la población civil, la violencia sexual, reclutamiento y utilización de niños soldados y el desplazamiento forzado, recuerda a este respecto, todas las resoluciones relativas a la mujer y la paz y la seguridad, los niños en los conflictos armados y proteger a los civiles en los conflictos armados y subraya que los responsables sean llevados ante la justicia;

14. Exige que todas las partes en Malí que garanticen que la ayuda humanitaria llegue plenamente a las personas que lo necesitan, sin obstáculos ni demoras, y de forma segura y también exige que todos los partidos y todos los grupos armados que “adopten las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la seguridad del personal, equipos y suministros humanitarios, en virtud del derecho internacional, incluidas las disposiciones aplicables del derecho humanitario, el derecho relativo a los derechos humanos y el derecho los refugiados;

15. Reconoce la política de cooperación al practicado por los estados vecinos, como Argelia, Burkina Faso, Mauritania y Níger, al abrir sus fronteras a los refugiados y facilitar la entrega de personal, equipos y suministros humanitarios, y los alienta a continuar con esta política y para contribuir, en la medida de lo posible, para estabilizar la situación;

16. Pone de relieve que dirigir intencionalmente ataques contra edificios religiosos o monumentos, en las afueras de conflicto armado internacional puede constituir una violación del derecho internacional en virtud del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, el Protocolo Adicional a los Convenios de Ginebra de 1949 y la Convención de La Haya de 1954 para la Protección de los Bienes Culturales en Caso de Conflicto Armado y II insta a todas las partes en Malí para tomar medidas inmediatas para garantizar la protección de los sitios registrados en Malí Patrimonio de la Humanidad;

El apoyo a la CEDEAO de seguridad

17. Toma nota de la petición dirigida a él por la CEDEAO y la Unión Africana, para que autorice el despliegue de una fuerza de estabilización de la CEDEAO para apoyar el proceso político en Malí, para ayudar a preservar la integridad territorial y contribuir a la lucha contra el terrorismo;

18. Expresa su disposición a considerar además la petición de la CEDEAO en cuanto tiene más detalles sobre los objetivos, medios y métodos y el despliegue previsto sobre otras posibles medidas en este sentido, alienta a las autoridades de transición en Malí , la Comisión de la CEDEAO, la Comisión de la Unión Africana y los países de la región para trabajar en estrecha colaboración para formular las opciones detalladas, y pide al Secretario General para asistir a la Comisión de la CEDEAO y la Comisión de la Unión Africana para formular las opciones detalladas;

Lucha contra el terrorismo

19. Reafirma su condena inequívoca de Al-Qaeda y los individuos, grupos, empresas y entidades asociados con ellos por actos de secuestro y múltiples actos terroristas que se siguen cometiendo con el fin de causar la muerte de civiles inocentes y de otras víctimas, la destrucción de la propiedad y afectan gravemente la estabilidad, especialmente en el norte de Malí y la región del Sahel;

20. Insta a todos los grupos rebeldes presentes en Malí no asociarse, en cualquier forma, con AQMI y combatir la amenaza planteada por los grupos terroristas en Malí, recuerda a este respecto que para ayudar a financiar , organizar, facilitar, preparación o ejecución de actos o actividades de Al Qaeda, en asociación con él, bajo su propio nombre o en nombre de, o el fracaso para apoyarlos; de ofrecer, vender o transferir armas y relacionados con material a Al-Qaida y el hecho de reclutamiento para Al Qaeda, o de apoyo, de lo contrario, las acciones o actividades de Al Qaeda o de cualquier célula, entidad afiliada o emanación grupo escindido de estos últimos son los actos o actividades que un individuo, grupo, empresa o entidad asociada con Al Qaeda, y exhorta a todos los Estados miembros a que cumplan estrictamente con sus obligaciones virtud de la resolución 1989 (2011);

21. Exhorta a los Estados miembros a considerar y tomar medidas para prevenir la proliferación de armas y material conexo de todo tipo en la región del Sahel, los sistemas portátiles de defensa aéreo, en especial, de conformidad con la resolución 2017 (2011);

22. Insta a los Estados Miembros a que apoyen los esfuerzos para reformar las fuerzas de seguridad de Malí y fomentar la capacidad, para mejorar el control democrático de las fuerzas armadas, para restablecer la autoridad del Estado a través del maliense territorio nacional, para preservar la unidad y la integridad territorial de Malí y reducir la amenaza de AQMI y sus grupos afiliados;

23. También insta a los Estados del Sahel y del Magreb para mejorar la cooperación y la coordinación interregional para tomar todas las medidas necesarias para el desarrollo de estrategias para luchar contra las actividades de AQMI y controlar la progresión de los elementos AQMI y sus grupos afiliados en el Sahel y el Magreb, incluyendo la supresión del tráfico ilícito de armas, vehículos, combustible y otros productos utilizados en AQMI oferta y los grupos que están afiliados;

24. Subraya que las sanciones son un instrumento importante en la Carta de las Naciones Unidas para mantener y restaurar la paz y la seguridad, en este sentido, destaca la necesidad de una rigurosa aplicación de las medidas en el párrafo 1 de la resolución 1267 (1999), como una herramienta esencial en la lucha contra el terrorismo, y exhorta a todos los Estados miembros para que el Comité en respuesta a la resolución 1989 (2011) los nombres de los individuos, grupos, empresas y entidades asociadas Al-Qaeda, en particular en la región del Sahel, especialmente en el norte de Malí;

Apoyo de las Naciones Unidas a los esfuerzos de mediación

25. Pide al Secretario General a que apoye los esfuerzos de los actores regionales e internacionales en Malí, utilizando, en su caso, los buenos oficios de su Representante Especial para el África Occidental, en particular en el apoyo a la labor humanitaria Grupo de apoyo y seguimiento de la situación en Malí;

26. Reconoce la importante contribución que las mujeres pueden hacer para prevenir los conflictos, consolidar la paz y la mediación, instando a todas las partes a la crisis en Mali a tomar medidas para aumentar el número de mujeres que participan en la mediación y hace hincapié en la importancia de crear condiciones propicias para la participación y el empoderamiento de las mujeres en todas las etapas del proceso de mediación;

Un informe

27. Pide al Secretario General que presente, antes del 31 de julio de 2012, un informe sobre la situación en Malí y la aplicación de esta resolución, sobre las medidas que podrían adoptarse para restablecer la plena y efectiva del orden constitucional y la integridad territorial de Malí, incluidas las opciones específicas mencionadas en el párrafo 18 supra, los cuales serán elaborados conjuntamente por la Comisión de la CEDEAO, la Comisión de la Unión Africana y los países de la región, con la apoyo de la ONU, y sobre las formas de mejorar la coordinación internacional;

Estrategia integrada de las Naciones Unidas para el Sahel

28. Pide al Secretario General que elabore y aplique, en consulta con las organizaciones regionales, una estrategia integrada de la ONU a la región del Sahel, que afecta a cuestiones de seguridad, la gobernanza, el desarrollo y los derechos humanos y las cuestiones humanitarias, especialmente por la participación de la Oficina de las Naciones Unidas para África Occidental, y pide que se le mantenga informado, al vencimiento del 15 de septiembre de 2012, el progreso que se ha hecho;

29. Decide seguir ocupándose activamente de la cuestión.

Declaración

El Sr. Kadre Désiré Ouedraogo, Presidente de la Comisión de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), habló después de la adopción de la resolución indica que las cosas están empeorando día a días en Malí “con la persistencia del estancamiento de la crisis constitucional en Bamako y el estancamiento de la situación humanitaria y de seguridad en el norte”.

Tomando nota de que la reunión de un marco de consulta para todas las fuerzas en Malí está prevista 07 de julio 2012 en Ouagadougou, Burkina Faso, dijo que los Jefes de Estado y de Gobierno de la CEDEAO ha decidido consolidar la transición la política en Malí mediante la ampliación de la base del Gobierno y la adopción urgente de todos los interesados, una hoja de ruta.

El Sr. Ouedraogo también a cabo para informar al Consejo de que los Jefes de Estado y de Gobierno de la CEDEAO ha decidido acelerar el despliegue de la espera de la CEDEAO en Malí. En esta perspectiva, una misión de evaluación técnica visitará mañana, 6 dados de julio de 2012, Malí para preparar el terreno para el inminente despliegue de las tropas, por lo que, en colaboración con las autoridades de transición, dijo.

Ouedraogo destacó que la estrategia fue la de fortalecer los esfuerzos de la CEDEAO de mediación entre todas las partes interesadas y asegurar al mismo tiempo un proceso de implementación gradual y por etapas. Mientras que la primera fase es un despliegue inmediato de la fuerza para asegurar la transición y sus instituciones, la segunda fase consiste en la formación y la reestructuración del ejército maliense, dijo. “La última fase, que puede no ser necesario para el éxito de la mediación es ayudar a las fuerzas malienses para restaurar la integridad territorial”, agregó el Sr. Ouedraogo.

Dada la gravedad de la situación, dijo que la adopción de esta resolución hoy por el Consejo de Seguridad debe ser visto “como una etapa secuencial y progresiva hacia una mayor movilización de la comunidad internacional en el desmantelamiento de las redes criminales y terroristas en el norte de Malí “.

En conclusión, el Presidente de la Comisión de la CEDEAO reiteró la petición formulada por la CEDEAO al Consejo de Seguridad para acelerar el proceso de adopción de una nueva resolución que va a apoyar el despliegue de una fuerza de tarea de la CEDEAO Malí para asegurar la transición y el trabajo con un ejército maliense reestructurado en la reconquista de la unidad del país y la lucha contra el terrorismo, que se mueve inexorablemente en la región de África occidental.

Anuncios

One thought on “El consejo de seguridad de la ONU rechaza la independencia de Azawad

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Expresa su apoyo a esfuerzos de la CEDEAO y la Unión Africana .Reafirmando su firme compromiso con la soberanía, unidad e integridad territorial de Malí, el Consejo de Seguridad esta mañana aprobó por unanimidad de sus m……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s