Noruega invierte su patrimonio petrolero en las futuras generaciones

Con el fin de asegurar a las futuras generaciones, Noruega invierte los ingresos generados por su industria de hidrocarburos en un fondo estatal de pensiones. El fondo realiza inversiones de largo plazo y constituye un recurso para empresas de todo el mundo. El fondo asigna importancia fundamental a la transparencia y los aspectos éticos.

 

Gran parte de los ingresos obtenidos por Noruega en sus cuantiosas actividades petroleras en el Mar del Norte son invertidos mediante el Fondo Estatal de Pensiones – Inversión Internacional (SPU, por sus iniciales en noruego) en empresas y bonos en todo el mundo. El fondo, que en Noruega es conocido popularmente como Fondo Petrolero, es propietario, en promedio, del 1% de los mercados bursátiles globales.  Esto implica que el fondo se ha asegurado el derecho a una cuota importante del futuro superávit de las empresas mundiales que cotizan en bolsa.

Solo se gastan los retornos de la inversión
De los ingresos generados por la explotación petrolera, el Estado de Noruega no está facultado para gastar más que los retornos reales generados por las inversiones del fondo, actualmente de 4%.  Por lo tanto, las fluctuaciones temporales en los precios de los hidrocarburos no tienen mayor relevancia para la política presupuestaria del país.

Entre los fondos con un propietario único, el SPU es el segundo mayor del mundo. A fines del segundo trimestre de 2009, su valor ascendía a  NOK 2,385 billones.

Perfil moderado de riesgo
Las inversiones del fondo están ampliamente diversificadas y tienen una perspectiva de largo plazo. La gestión del SPU tiene como objetivo alcanzar la mayor rentabilidad financiera posible con un nivel moderado de riesgo. De esa forma se asegura que las futuras generaciones se beneficien del patrimonio petrolero del país.

La cartera del fondo está distribuida entre 8.000 empresas, con una propiedad promedio del 1% en cada una de ellas.  La propiedad en empresas individuales nunca excede el 10%

Propietario estable y transparente
El sólido capital del fondo y su perspectiva de largo plazo hacen que este no necesite vender acciones en situaciones de desasosiego en el mercado durante períodos de gran depreciación bursátil. Así, el SPU se perfila como un recurso estable e importante para empresas de todo el mundo.

El fondo noruego no forma parte de la política exterior de Noruega y no persigue intereses políticos ni estratégicos.  Con el fin de subrayar lo anterior se da especial importancia a la transparencia sobre la estrategia de inversión y el tamaño del fondo.  El SPU obtiene una alta puntuación en la clasificación del Instituto Peterson sobre responsabilidad y transparencia de los fondos estatales.

Directrices éticas
El objetivo de alta rentabilidad financiera está estrechamente vinculado al propósito de actuar como un inversor responsable. Aunque el fondo no es usado para alcanzar objetivos políticos ni estratégicos, para las autoridades noruegas es importante que las inversiones no contribuyan a la realización de actos contrarios a la ética.  Por tal razón se han elaborado directrices éticas para el fondo, aprobadas con amplio consenso parlamentario.

Un consejo ético especial asesora al ministerio, indicando las acciones y bonos en los que el fondo no debería invertir. Por ejemplo, el SPU no puede invertir en empresas vinculadas a la producción de armas nucleares, municiones de racimo, minas antipersonal o armas bioquímicas.  El fondo tampoco ha de estar asociado a situaciones donde se produzcan graves atropellos de los derechos humanos o perjuicio medioambiental.

Influencia positiva
El SPU se ha retirado de varias empresas donde se ha constatado violación sistemática de derechos humanos y/o laborales. Al hacerlo, se subraya que Noruega no apoya las violaciones de los derechos de los trabajadores.

Paralelamente, queda en evidencia que el SPU, como uno de los mayores fondos del mundo, tiene buenas posibilidades de influir en empresas y rubros respecto de los derechos humanos y laborales.  Un equipo especial del Banco Central de Noruega está dedicado exclusivamente a dialogar con las 8.000 empresas mencionadas, con el fin de evitar, por ejemplo, situaciones de trabajo infantil o daño al medio ambiente.

Fuente: Porta de Noruega en Español

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s